*Por Bernardo Congote Ochoa, miembro del Consejo Internacional de FyL

Hace un año establecimos un paralelo entre el Fernández argentino y el Samper colombiano. Y ahora es posible también -para pesar de ambas naciones- comparar al Macri argentino con el Santos colombiano. Paralelos que se miden, por lo bajo el primero, y por lo mediano el segundo.

Por aquel entonces probamos el carácter degradante que tuvo el gesto de Alberto – a punto de posesionarse presidente – firmando un comunicado pobrista del tristemente célebre Grupo de Puebla.

Comentamos entonces que “No se sacan ideas desde lo que pasó ni pasa por Puebla. Sólo frustraciones. Las mismas que Fernández (el que piensa), identifica como el peor enemigo de Fernández (el que alucina). No será ¡la economía estúpido! Será ¡la frustración! la que ahogue a la Argentina en el fondo de su abismo. [i]

Por aquellos meses, también en Colombia se estaría fraguando un escándalo según el cual el Fiscal General nominado por Santos, habría conspirado contra el proceso de paz contando con la complicidad omisiva del mismo Santos – a la sazón Premio Nobel de Paz por este logro- [ii].

La situación habría llegado al punto de que, alguna revelación hecha por la columnista Patricia Lara, sugiere que la propia esposa del hoy expresidente afirme que a Santos “no le corre sangre sino mate por las venas” [iii]/[iv].

Diagnóstico figurado que viniendo de quien viene explicaría, no sólo que Santos se hizo víctima propiciatoria de las tretas del Fiscal de su confianza (¡), sino, peor, responsable del suicidio político mediante el cual sometió el Acuerdo de Paz, sin obligación legal alguna.

Esta suma de candideces habría conducido, primero, a que el proceso de paz recibiera una afrentosa derrota populista y, segundo, a darles oxígeno a sus contradictores de la secta fascista acaudillada por Álvaro Uribe[v].

El caso colombiano no está lejos del argentino. La carta que hoy, tal vez por primera vez como expresidente ha publicado Macri criticando al gobierno K, ofrecería pruebas contundentes de que también la Argentina resultó víctima de la candidez de Mauricio cuando presidente, perturbación que le sigue acompañando hoy como expresidente.

Macri ha escrito hoy, que “Confiábamos en que había cosas que no iban a volver a suceder en la Argentina, que el gobierno (K) partía de una posición más ventajosa que nosotros en 2015 y que la iba a aprovechar para profundizar lo que se había hecho bien. Teníamos la esperanza de que habían vuelto mejores. [vi]

Nada más alejado de la realidad ayer u hoy. Nada mejor que esta cándida afirmación de Macri, para confirmar que la Argentina estuvo en manos de un presidente que, arropado en el sugestivo apelativo de “Cambiemos”, probó que su candidez era superior a algún tipo de habilidad política transformadora.

Producto de lo cual, la Argentina no sólo desperdició la posibilidad de reelegir un gobierno republicano sino que, de paso, terminó llenándose de oxígeno el tanque kirchnerista para que durante estos primeros 12 meses, haya consolidado de manera abierta su degradante propósito orientado a destruir lo poco de República existente.[vii]

Sólo a un cándido ´como Macri – y algunos de sus seguidores – se le habría ocurrido alucinar con que los K “volverían mejores” en 2019. Y sólo a un cándido como Santos – y algunos de sus seguidores- se les ocurrió alucinar que los amigos de la guerra iban a votar positivamente el Acuerdo de 2017.


Congótica. La candidez de ambos alucinantes, Santos y Macri, les abrió el camino al pesado lastre de dos gobiernos de marcada tendencia fascista: el del uribismo en Colombia y el del kirchnerismo en la Argentina.[viii]

Congótica 2. Nuevamente se confirma que el fascismo es un virus que se cultiva por dentro de las fragilidades de la democracia. Sin éstas, aquel no podría construirse.


[i] https://www.federalismoylibertad.org/ni-samper-ni-puebla-existen/

Noviembre 2019

[ii] “Las cartas secretas”. Revista Semana, Edición de 6 diciembre 2020, Págs. 26 y 27. Disponible en www.semana.com

[iii] https://www.elespectador.com/opinion/la-traicion-de-nestor-humberto/

3 diciembre 2020

[iv] Se ajusta la palabra mate a la versión argentina de su par colombiana, el agua aromática.

[v] https://www.federalismoylibertad.org/un-lobo-fascista-disfrazado-de-oveja-derechista

14 septiembre 2020

[vi] https://www.lanacion.com.ar/politica/mauricio-macri-nid2538983

13 diciembre 2020 (Itálicas del artículo).

[viii] https://www.federalismoylibertad.org/el-kirchnerismo-amenaza-regresar-como-un-huracan/

10 octubre 2019

X