*Por Bernardo Congote

La Argentina es un maravilloso laboratorio de latino americanismo. No en vano, fue una editorial argentina, la Suramericana, la que publicó Cien Años de Soledad. Sólo gracias a la Argentina, pudo García Márquez probar hace 50 años que Macondo no estaba en Colombia, sino que se desparrama, a veces inmisericorde, al sur del Río Grande.

En la Argentina, como en el resto de Latinoamérica, el narcotráfico hace su agosto. Conserva relaciones con Maduro, cuyo gobierno es confeso narcotraficante, pero el Ministerio de Seguridad ignora que, como en Colombia, la represión contra el narco es la gasolina que atiza el fuego.

En la Argentina la moneda se devalúa a la salida de cada sol. El argentino tiende a ser, funcionalmente, inflacionario y devaluacionista. La moneda argentina vale poco porque le vale poco a los propios argentinos que han elegido gobiernos que devalúan su moneda…[i] De esta forma, a la manera de los monjes, cada argentino se echa la gasolina que aviva su propio fuego.

En la Argentina, producir es un error. Y exportar, otro peor. No se conocen otros casos en los cuales el esfuerzo exportador sea tan castigado[ii]. Como tampoco abundan sociedades en las que hay más de un trabajador en el Estado por cada trabajador en las fábricas.

En la Argentina el victimario tiene derechos sobre las víctimas. El bien llamado “zafaronismo”, ha logrado sembrar en el tuétano de la vida argentina, la idea de que el victimario posee derechos que superan los de sus víctimas. En un entronque macondiano, el zafaronismo ha vendido la idea de que el victimario es, primero, una víctima que, por tanto, roba o asesina.

Y es en la Argentina donde actualmente gobiernan, al tiempo Mr. Jekyll (Alberto) y Mrs. Hyde (Cristina), no en vano ambos apellidados Fernández (Por si las dudas). En la Argentina gobiernan Alberto y Cristina. O, sin rodeos, gobierna un siniestro personaje llamado “Albertina”

Al tiempo que “Alber” busca negociar la deuda con el FMI, “Tina” despotrica contra el FMI porque se habría equivocado prestándole dinero a la Argentina[iii].

Al tiempo que “Tina” quiere que el FMI le rebaje la deuda a la Argentina, “Alber” en una entrevista afirma que con el “FMI debería haber un diálogo sensato” porque, refuerza, la Argentina se vive en  default técnico[iv].

El diccionario todavía define a sensato como el adjetivo que habla de lo “juicioso, cuerdo, prudente”. Pero en la Argentina, el régimen de “Albertina” pretende reescribir el diccionario. Sólo que llevándose entre los cuernos la suerte de 44 millones de personas.

Ya lo había advertido Orwell, develando el metalenguaje como instrumento de opresión[v].  La palabra tiende a confirmarse como un arma letal. De modo que cuando se habla de paz, debemos entender guerra. Por amor, debemos entender odio. Por pobreza, debemos entender riqueza.

Buena parte del metalenguaje orwelliano, del que Alberto y Cristina son discípulos dilectos, ha sido enseñado por la Iglesia Católica. No hay organización que, en el mundo conocido, haya practicado con tal celo una doctrina violenta instigadora de la insurgencia[vi] hablando de paz, unas prácticas de odio al otro (al comunista, al impío) hablando de amor o una farsa defensora de la pobreza viviendo sus obispos en medio de lujos, joyas y valiosos patrimonios artísticos.

Con esa que se autodenomina nuestra Mater et Magistra ¿Podemos esperar otra cosa en esta Latinoamérica tan católica? ¿En la del Ortega nicaraguense? ¿En la del Maduro venezolano? ¿En la del Uribe colombiano? ¿En la del Bukele salvadoreño?[vii] ¿En la de “Albertina”?

Congótica. Como bien lo proponía Cercas hace poco: ahora no es suficiente con identificar la mentira. Hay que desarmarla.

[i] https://www.federalismoylibertad.org/el-argentino-aviva-la-llama-inflacionaria/

Abril 2019

[ii] https://www.federalismoylibertad.org/en-la-argentina-exportar-ser-productivo-es-morir/

Enero 2020

[iii] https://www.lanacion.com.ar/politica/cristina-kirchner-redoblo-apuesta-fmi-cita-su-nid2333523

Febrero 2020

[iv] https://www.lanacion.com.ar/politica/alberto-fernandez-la-argentina-esta-situacion-economica-nid2333484

Febrero 2020

[v] “1984”.

[vi] Congote, B. (2011). La iglesia (agazapada) en la violencia política. www.amazon.com

[vii] https://www.nytimes.com/es/2020/02/12/espanol/opinion/bukele-el-salvador.html Febrero 2020

*El autor es miembro del Consejo Internacional de la Fundación, investigador universitario colombiano, autor del libro: La iglesia (agazapada) en la violencia política (www.amazon.com) y escribe el blog www.elespectador.com/politica en El Espectador de Colombia.

Febrero 13 2020

X