Por Bernardo Congote*

Miembro del Consejo Internacional de la FYL

El gran error de Perón habría sido una considerada como su gran “virtud”. Con el poder en sus manos quiso congraciarse, a la jesuita, con los sindicalizados yéndose contra los prósperos capitalistas que pusieron a la Argentina a la cabeza mundial en el siglo XIX.

“No todos los populismos latinos son “jesuitas”, no todos los jesuitas son “populistas”. [i]

Perón ignoró voluntariamente que el sindicalismo era resultado del capitalismo pleno. Por ello no hubo un Perón en Colombia o en Venezuela, donde en el siglo XIX apenas hubo miseria (al lado de unos pocos contrabandistas).[ii]/.[iii]

De allí que la gran “virtud” de Néstor Kirchner habría sido no caer en la trampa de Perón. No en vano habría militado de joven en la Federación Universitaria de la Revolución Nacional y en la Juventud Universitaria Peronista.

Y supo diseñar un mecano mediante el cual podría venirse por todo el poder estatal teniendo, a un lado, al capital monopolista y, al otro, al sindicalismo moyanista. ¿Y dónde quedaron los pobres? Recibiendo limosnas (“planes sociales”) ¿Y la clase media? Huyendo.

Kirchner habría entendido desde sus primeros años que se trataba de inclinar las leyes a favor de la dictadura fascista ¡acabando con las leyes!

Santa Cruz fue su gran laboratorio (Donde contó con Cristina como aprendiz). Y luego se vino por todo a Casa Rosada degradando al Legislativo y cooptando el Judicial.

¿A quiénes les ha servido el mecano fascista de los K? ¿A los pobres? ¡Pero si se han hecho cada vez más numerosos y cada vez más miserables! Por supuesto que al capital monopolista (tanto al agropecuario federal como al industrial urbano)?.[iv]

Después de un siglo de experimentos en Alemania, Italia y España, el tsunami fascista se ha “rejuvenecido” en América Latina (nutrido por el proyecto jesuita hacia el fomento del pobrismo).[v]

A los jesuitas les interesan los pobres, para mantenerlos pobres (porque “de ellos es el reino de los cielos”) mientras en la Tierra se enriquece la Compañía de Jesús SA.[vi]

Aislada del resto del mundo (América sería la isla más grande del planeta), los capitales latinoamericanos se han fortalecido sobre la base del monopolio, no de la competencia. Y el fascismo, como se probó en Europa, está creciendo como modelo garantista del imperio monopólico.[vii]

El fascismo, entre otros favores que le garantiza al monopolio:

  • impide libertad de entrada al mercado;
  • garantiza un Estado al servicio del control monopólico de precios;
  • limita la libre asignación de recursos favoreciendo a los sectores monopolizados y perjudicando a los competitivos;
  • regula los aranceles a favor de las importaciones de los monopolios,
  • desestimula las exportaciones de los competitivos y, peor,
  • flota merced a los favores del pobrismo estadounidense.

El matrimonio fascismo – monopolio es de doble conveniencia. Unos cuantos capitalistas monopólicos (Cisneros, Slim, Macri, Sarmiento) serían el sustento de la degradación fascista en Venezuela, México, Argentina y Colombia.

Razones de peso por las cuales, los neo-caudillos populistas criollos, Chávez, López Obrador, Cristina o Uribe, han protegido a los monopolios mientras, a la jesuita, subsidian la supervivencia de los miserables.

¿Ética del trabajo? ¿Ética meritocrática? ¿Equidad de oportunidades? ¡Pamplinas!

No es gratuito que el vociferante AMLO se haya convertido en una ovejita frente a Trump. O que en Venezuela, la Polar haya sido la proveedora de la miseria alimentaria del madurismo, o que en la Argentina, los planes sociales sobrevivan con Kirchner o con Mauricio o que en Colombia, el minifundio siga siendo subsidiado como cuna de la miseria campesina en los Andes mientras se protege una industria urbana ineficiente.

El sostén de los fascismos latinoamericanos, está siendo el monopolio. No son los pobres. Si el modelo fascista de Cristina o de Uribe, lesionara los intereses del monopolio, habría dejado de existir.

Curiosamente ambos modelos cumplen casi veinte años. En la Argentina como en Colombia, Cristina y Uribe se han reelegido y amenazan con seguirlo haciendo.

Por ello no son los pobres los que sostienen a Cristina. Al monopolio argentino, amodorrado por un campo exportador que se arrodilla vergonzante para sostener la balanza comercial y una industria dependiente de costosos combustibles importados (¿dónde está Vaca Muerta?) y un transporte manipulado por una familia sindicalista, ¡todos aún defienden a Cristina!

A ningún monopolista le conviene elegir alguien que amenace su modelo pobre-fascista. Razón de peso por la cual, probablemente Cristina saldría fortalecida en las elecciones por venir.

La fracasada blandura de Cambiemos estaría explicada, no por su afecto hacia los pobres buscando elevarlos socialmente, sino por su lazos con el monopolio. Y entre dos favorecedores, sin duda que el abierto fascismo de Cristina doblega las billeteras del monopolio argentino.

Al monopolio argentino no le convienen ni el “larretismo” aséptico ni el “vidalismo” catolizado. No le sirven estos tibios. Al monopolio le sirve la garra fascista de Cristina. Ella es la mejor empleada de los ricos. Viene por todo (¡menos por ellos!).

No en vano se hace rica invirtiendo en Manhattan las migajas que le tiran de sus mesas los Epulones monopolistas. Los mismos claramente identificados (¡e impunes!) en “los cuadernos”. Para el monopolio Cristina es lo máximo…).

¡Así crece el asfixiante modelo facho-jesuita! Con la bendición de Bergoglio, por supuesto, encargado de que a sus cuentas vaticanas sigan llegando las permanentes limosnas de los pobres!

Agosto 2021


[i] Zanatta, L. (2021). El populismo jesuita. Buenos Aires: Edhasa, Introducción.

[ii] Bushnell,D. (1996). Colombia. Una Nación a pesar de sí misma. Bogotá: Planeta. Mientras Rosario competía con Chicago en el mercado mundial de granos, Colombia se dedicaba a negociar un ominoso Concordato con El Vaticano.

[iii] Congote, B. (2004).“Gaitán y el populismo: ¿otros dos fantasmas colombianos?” Bogotá: Revista Universitas Humanística, Vol. (62) Pp.:337-361. ISSN 0120-4807.

[iv] https://www.federalismoylibertad.org/el-antiguo-federalismo-aleman-y-los-actuales-abismos-argentinos/   Septiembre 2019-

[v] https://www.federalismoylibertad.org/pobreza-violencia-y-cristianismo/    Octubre 2020

[vi] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/le-temen-verdad-los-jesuitas    Julio 21 2021

[vii]https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/fascismo-ha-disfraz-del-gran-capital   Octubre 3 2020
X