*Blog escrito a dos manos con el Profesor Jean Paul Sarrazin, Profesor Vinculado de la Facultad de Sociología de la Universidad de Antioquia, Colombia, y Coordinador del grupo de investigación Religión, Cultura y Sociedad ([email protected]), autor a su vez del artículo “El gran encierro y los usos políticos del cientifismo”[i], referenciado más adelante.

El tiempo es gran amigo de la verdad.[ii] Y el Doctor Michael Yeadon se ha confirmado como contradictor de las mayores trampas que, pasado ya más de un año, estamos confirmando ocultas debajo de la “pandemia” de Covid 19.[iii]

Una de sus más polémicas propuestas, por ejemplo, es la de que “no se vacuna a las personas que no corren el riesgo de contraer una enfermedad.[iv]

Yeadon fue, por más de 10 años, Vicepresidente investigador de Pfizer Pharmaceuticals en asuntos respiratorios y alérgicos (una de las grandes beneficiarias de esta “pandemia”). Doctor en Bioquímica y Toxicología de Surrey University (GBretaña), fue Presidente fundador de la biotecnológica Ziarco Pharma Ltd, Consultor de Aphellis Pharmaceuticals y Pulmatrix y es el CEO fundador de Yeadon Consulting. [v]

Conviene tener en cuenta que mientras los periodistas apenas opinan (urgidos por marcar “rating”),[vi] y la mayoría de los ocupantes de las redes sociales sólo vomitan,[vii] los profesionales emitimos conceptos (con base en la prueba o el falseamiento de hipótesis).[viii]

Internet está lleno de sitios, chats y opiniones en redes sociales en donde se trata a Yeadon de conspiracionista o simplemente difusor de noticias falsas. Lo mismo ha ocurrido con muchos otros importantes científicos que se han atrevido a cuestionar el discurso sanitario dominante, y donde actualmente se destaca el tema de la vacunación masiva de la población mundial.

Pero por más que buscamos, no encontramos un solo argumento válido en contra de los planteamientos de Yeadon. Por el contrario, es evidente la mala fe o bajeza de sus atacantes, ya que pretenden mostrarlo como un “antivacunas” (cuando él solo se está refiriendo a las mal llamadas “vacunas anti-covid 19”); o afirman que seguramente se volvió loco hace unos meses debido a que su madre murió cuando era pequeño.(¿!)[ix]

Yeadon ha puesto en riesgo sus capitales profesional y financiero criticando a las “autoridades” que se han graduado de expertas inmunólogas e infectólogas con el nuevo coronavirus (por ejemplo, el presentador de televisión colombiano que, en su tiempo libre, hace de Presidente en Colombia)[x].

El prestigioso investigador británico manifiesta su asombro frente al hecho de que unas vacunas que aún están en una fase experimental, sean administradas a personas cuya probabilidad de enfermarse gravemente de Covid-19 es sumamente baja.

Eso contrasta con el hecho de que una vacuna cuya tecnología es muy nueva (como las vacunas que recurren al ARN-M) podría tener importantes efectos sobre la salud de las personas a un mediano o largo plazo. En otras palabras, la ecuación costo/beneficio de estas vacunas haría dudar a cualquiera sobre la posibilidad de que se le administrara a la población del mundo entero. ¿Y entonces por qué se está haciendo? Habría algo extraño en este asunto. ¡E ilegal!

Yeadon también recuerda que los Nazis de Alemania que quisieron hacer experimentos con poblaciones humanas, fueron condenados. Para evitar semejantes atropellos a la humanidad, fue creado el Código de ética médica de Núremberg, código que se estaría violando hoy de manera sistemática delante de nuestros ojos.

Se le pregunta a Yeadon, ¿por qué no hay más científicos protestando por este asunto?[xi] Porque quien lo haga, replica el investigador, es expuesto a todo tipo de insultos y vejámenes por medios de comunicación, sus cuentas en “redes sociales” son hackeadas y/o clausuradas, su nombre es mancillado, se recurre a todo tipo de estrategias para desprestigiarlo (como en cualquier contienda política), e incluso puede perder su trabajo.

De semejantes agresiones también nosotros hemos sido víctimas, como cuando hace aproximadamente un año nos atrevimos a cuestionar el confinamiento generalizado y extremadamente prolongado de toda la población. En ese momento, los insultos venían, como ahora vendrán, tratándonos de irresponsables y hasta de asesinos, ya que, según muchos de los amables comentaristas, estábamos yendo en contra de las evidencias científicas.

Hoy se ratifica que no había ninguna evidencia científica que permitiera justificar semejantes medidas draconianas y que han tenido los nefastos efectos que nadie puede negar actualmente. En ese momento, como ahora, simplemente estamos afirmando que todas estas políticas sanitarias a propósito del coronavirus (desde el confinamiento total que ya nadie se atreve a promover, hasta la vacunación masiva que hoy tantos aceptan) no están sustentadas en procesos verdaderamente científicos.

No importaría que así lo pretendan gobernantes, burócratas (incluidos los médicos) y medios de comunicación. Pasados los días y afrontados los hechos, el supuesto fundamento científico de todo lo que han decretado ‒violando de pasada nuestros derechos fundamentales, aumentando las desigualdades y empobreciendo especialmente a los países pobres‒ arriesga ser simplemente una gran mentira.

En síntesis: ¿Qué otras críticas (o advertencias) formula Yeadon?

  • El asintomático de bajo riesgo en Covid-19 (menores de 70 años) no necesitaría vacunarse. Puede hacerlo, claro, pero sin ningún tipo de presión y siendo advertido muy clara y explícitamente de que al vacunarse está siendo parte de un experimento cuyos efectos en la salud humana a mediano y largo plazo son desconocidos.
  • La “vacuna” contra la Covid-19, no sería una vacuna sino una terapia génica. Aquella inyecta virus inactivados, mientras que la terapia génica “anti-Covid” (que es la que se está ensayando), modifica la información de las células haciéndolas producir permanentemente nuevas partículas (semejantes al nuevo coronavirus).
  • Ciertamente ambas impulsarían la generación de anticuerpos pero, probablemente, el agente activo-genético inyectado se estaría yendo a células cerebrales o digestivas de jóvenes sanos (20-50 años) induciéndoles diverso tipo de trombosis. (¡Y ni qué decir del riesgo de extender el experimento a niños!).
  • Conocemos los riesgos de la mayoría de las vacunas; pero no conocemos los riesgos de la terapia génica utilizada en las nuevas “anti-Covid”. Millones de humanos, por primera vez en la historia inmunológica conocida, arriesgan convertirse en conejillos de indias para estimar los riesgos de una novedosa y hasta ahora desconocida terapia génica.[xii]
  • Considerando que las probabilidades de que los asintomáticos infecten a personas sanas son bajísimas, el fundamento de un confinamiento de toda la población, incluyendo personas sanas, se confirma absurdo.[xiii]
  • Por lo anterior, el cierre de todo tipo de negocios “por la pandemia”, arriesga haber sido una fracasada estrategia que ha empobrecido a millones.[xiv]
  • El llamado pasaporte de vacunación sería un perverso intento de inyectar un control totalitario genético sobre la libertad individual. Vendido como “preventivo”, el sintomático no lo necesita, porque sus síntomas son tan protuberantes que saltan a la vista. Y el asintomático tampoco lo necesita porque está sano y no infecta a otros.
  • El pasaporte de vacunación amenaza ser MANIPULABLE por todo tipo de gobiernos totalitarios (incluidos los que se llamaban “democráticos” y han actuado peor que los totalitarios).

Volvamos a hacer tres preguntas formuladas el año pasado:

  • “¿Por qué razón este Gobierno paralizó a todo el país porque el Coronavirus habría producido apenas el Siete (7%)de los muertos este año (2020)?
  • ¿Y por qué razón ese mismo Gobierno no paralizaal país para proteger la vida del Noventa y tres (93%) de los colombianos amenazados por Homicidios y Otras artes mortales?
  • ¡¿Este es el mismo Gobierno que ha producido todo tipo de daños políticos, económicos y sociales porque, dizque actúa en defensa de la vida?¡”[xv]/[xvi]

 

Congótica. El “pecado” de Michael Yeadon, simplemente se “les está tirando el negocio” a las farmacéuticas coronavivas, tal como lo denunciamos meses atrás.[xvii]

Congótica 2. Junto con Yeadon se registran protestas de “… los epidemiólogos Martin Kulldorff, de la Universidad de Harvard; Sunetra Gupta, de Oxford, y Jay Bhattacharya, de Stanford (que) elaboraron un manifiesto en contra el confinamiento que fue avalado por 14.000 firmas.”[xviii]

[i] Sarrazin, P. (2020). “Polifonía para pensar una pandemia”. Medellín: Fondo Editorial de la Facultad de Sociología de la Universidad de Antioquia, Colombia. Noviembre 2020, Pp 45-66. ISBN E-book: 978-958-5157-17-0.

[ii] No nos referimos al periódico de ese nombre, por supuesto.

[iii] “Una urgente advertencia”. Investigación: Eva Domínguez. Entrevista: John Kirby. Traducción y subtítulos: CIELOS TOXICOS. Video grabado en Canterbury, Inglaterra, abril 9 2021, 43´31‘’. Consulta WhatsApp de mayo 15 2021. Sobre la razones por las cuales es importante poner entre comillas la palabra “pandemia”, ver Sarrazin (2020)

[iv] https://www.cambio16.com/michael-yeadon-una-vida-inquietante-de-investigador-de-pfizer-a-polemizar-sobre-las-vacunas/ marzo 24 2021. Consulta de mayo 17 2021.

[v] https://www.bloomberg.com/profile/company/0620643D:LN   Consulta de mayo 16 2021

https://www.cambio16.com/michael-yeadon-una-vida-inquietante-de-investigador-de-pfizer-a-polemizar-sobre-las-vacunas/  marzo 24 2021. Consulta de mayo 17 2021.

https://www.pulmatrix.com/our-story.html   Consulta de mayo 16 2021

https://keithyeadon.com   Consulta de mayo 16 2021

[v] https://www.pulmatrix.com/our-story.html   Consulta de mayo 16 2021

[vi] http://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/no-importa-los-periodistas-opinen  Julio 17 2019.

[vii] Calificadas como los sanitarios de la sociedad, les propongo a las redes sociales estampar un aviso de OCUPADO cuando haya muchos vomitando.

[viii] Zuleta, E. “Ideología y Ciencia”. En: Elogio de la dificultad, (2000). Cali: FAEZ,  Páginas 77 ss.

[ix] https://www.cambio16.com/michael-yeadon-una-vida-inquietante-de-investigador-de-pfizer-a-polemizar-sobre-las-vacunas/ marzo 24 2021. Consulta de mayo 17 2021.

[x] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/ciudadanos-tontos-gobernantes-sabios-pamplinas   mayo 28 2020

[xi] Cabe notar que no son pocos los otros que han puesto seriamente en duda las medidas decretadas por los gobiernos con el pretexto de “contener” el nuevo coronavirus. Entre muchos, registramos a John Ioannidis, Didier Raoult, Sucharit Bhakdi, Hendrik Streeck, Anders Tegnell, Chinda Brandolino, Johan Giesecke, Vernon Coleman o Tasuku Honjo.

[xii] Yeoden denuncia que a abril 2021, apenas 6 o 7 casos se habrían estudiado en TODO EL MUNDO con base en la terapia genética mencionada.

[xiii] Los sitios de más alto riesgo de infección, añade Yeadon, sí serían, por tanto, los hospitales o los ancianatos. Ningún sintomático COVID (el único apto para infectar a los sanos) se ha probado capaz siquiera de respirar o caminar, razón por la cual NO puede estar en restaurantes, hoteles, escuelas o estadios. [xiii]

[xiv] Los autores hemos enfatizado en la probabilidad de que las víctimas económicas y sociales del confinamiento, hayan sido mayores que las letales por Covid. En sólo Colombia, cerraron más de 500.000 micronegocios (generando aproximadamente 2 millones de desempleados) mientras que las muertes de la “pandemia” apenas pasan de las 81.000 personas. (https://www.larepublica.co/economia/numero-de-contagios-de-covid-19-en-colombia-hoy-16-de-mayo-3171110). (Ver: Sarrazin, P. (2020) y, entre otros: https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/al-caido-los-informales-caerle-los-gremios    enero 21 2021).

[xv] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/11-491-muertos-segunda-853-coronavirus-primera   mayo 29 2020. (44.214 vistas a Jun 01 2020).

[xvi] “Cuando lo veamos en perspectiva vamos a definir este virus como poco agresivo. Su letalidad está muy por debajo del cinco por ciento. No se parece en nada a otros virus que suben del diez. Pensemos en el ébola, por ejemplo”. Pitz, M. (2021).”Sólo el conocimiento resuelve las situaciones graves”. Entrevista en El Tiempo/Lecturas, Bogotá, mayo 2021.

[xvii] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/la-mayor-estafa-sanitaria-del-siglo-21   septiembre 11 2020

[xviii] https://www.cambio16.com/michael-yeadon-una-vida-inquietante-de-investigador-de-pfizer-a-polemizar-sobre-las-vacunas/  marzo 24 2021. Consulta de mayo 17 2021.

*Por Bernardo Congote

X