Los tres políticos se encontraron en un seminario online organizado por Fundación Libertad, Federalismo y Libertad y Club de la Libertad, con apoyo de la Fundación Friedrich Naumann, del que participaron más de 400 personas. Con Silvia Mercado en la moderación, los expositores compartieron sus definiciones sobre la política, la economía y el manejo de las instituciones en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Una reacción errada

Ricardo López Murphy sostiene que nuestro país ya estaba en una situación muy delicada antes de la pandemia: “sin sistema financiero, enormemente cerrado, con un desequilibrio fiscal extraordinariamente severo, a lo que se suma un shock internacional formidable”. En este contexto, el economista considera que “el camino no puede ser subir ya los extravagantes impuestos que tenemos”. Toma como ejemplo el impuesto a los bienes personales, cuya tasa se ha multiplicado por 9 y añade “la única idea que se le ocurre al oficialismo es por cuánto más lo podemos multiplicar”. Además, no ve una solución para Argentina cuando el gobierno opta por “atrasar dramáticamente el tipo de cambio oficial respecto al de nuestros vecinos”, como tampoco en “lastimar al Mercosur”. En línea con esto, enfatiza: cuando uno escucha al canciller se da cuenta de todo lo mal que está la Argentina. El canciller dice ‘nos van a llenar de productos’, pero ¿cómo nos van a llenar de productos si nosotros no vamos a tener con qué pagar?”.

El ex ministro de Defensa y Economía también criticó la liberación de presos, la negligencia en términos de defensa de los mares y la estrategia sanitaria: “Argentina ha estado testeando muy poco y es muy difícil reabrir la actividad productiva si no se testea”.

Por último, dictamina: “la clave es que le demos al país un horizonte de salida. Esa salida va a tener que ser vía exportaciones, vamos a depender de las inversiones y del trabajo genuino, de la actividad empresaria y de acomodar nuestro sector público a lo que puede financiar nuestro sector privado.”

El rol de la oposición

Consultada sobre el rol de la oposición en la sociedad después de la pandemia, Patricia Bullrich indicó que su espacio político está trabajando sobre tres ejes: la agenda de salud, la economía y la república.

En cuanto a salud, Bullrich plantea que hay que “seguir el ejemplo de los países que han tenido una zonificación” porque “no hay razón para que haya lugares cerrados donde casi no hay casos de coronavirus”.

En lo referido a la economía, para la ex ministra “el dinero que ha puesto el gobierno está llegando mal, desordenado y a muy pocos, poniendo en una situación delicada al sector informal y a los monotributistas, ya que la ayuda “todavía no ha llegado ni a la mitad de la gente”. En vista de esto, a su juicio, “ya no hay capacidad del gobierno de seguir enamorando con la cuarentena”.

Preocupada por el avance del Estado sobre el sector privado, Bullrich advirtió que hay que evitar que la Argentina se dirija hacia “dos modelos que son perversos para nuestro país: el modelo de la conurbanización y el de la feudalización”. 

En cuanto al eje de la república, señala: “ayer vimos que el Massapalooza terminó en cualquier cosa”. Para Bullrich, a través de estas acciones, el gobierno nacional busca “generar una frustración en los ciudadanos que han votado a JxC o a otras opciones que no están de acuerdo con que la Argentina sea manejada por DNU”.

El pobrismo como ideología

Miguel Ángel Pichetto, por su parte, se sumó a la charla adhiriendo a las reflexiones hechas por López Murphy y Bullrich. En línea con lo expresado por los otros disertantes, plantea: “cabe preguntarse si un país con la fragilidad económica que tiene la Argentina puede tener un proceso sanitario de tal nivel de restricción”. 

El  ex senador sostiene que actualmente en Argentina “hay una visión del pobrismo como ideología que es una forma de dominación política y una forma de limitar las libertades.” Por contrapartida, “ser un emprendedor,un empresario o comerciante, es una figura mal mirada”. Ante esto, propone: “la visión que hay que tener debe ser pro mercado, pro exportación, pro Mercosur, integración al mundo, mantenimiento de las libertades públicas, funcionamiento de los poderes del Estado y del Congreso.”

¿Juntos o separados?

Al ser consultados por Silvia Mercado sobre si va a haber una representación política opositora en el 2021, los disertantes empiezan a diferir en sus opiniones.

Pichetto: “Sin duda. Es importante que el espacio de JxC más otros sectores de la vida política argentina puedan coincidir con estos temas y no equivocarse con la demagogia.”

López Murphy: “En 2021, los que no hemos coincidido con las posiciones del gobierno anterior nos organicemos y le demos un canal electoral a esa parte de la sociedad que está buscando un liderazgo muy firme, claro, transparente y con una crítica conceptual y contundente a lo que ha sido la gestión del populismo. En el 2023 debemos converger. Ahí sí tiene que haber un frente lo más amplio posible”.

Bullrich: “Entiendo la posición de Ricardo de plantear el año 2021 como un año de candidaturas, pero es un año en el que hay que sacarle la mayoría parlamentaria al gobierno, por lo menos, en una de las cámaras”.

X