Via: La Gaceta

“No hay que subestimar a Cristina (Fernández de Kirchner) con lo que está sucediendo. Es el político más eficaz que hay en la Argentina en este momento”. La definición pertenece al analista político Rosendo Fraga (67 años, Buenos Aires), quien disertó el viernes en la sede de la Sociedad Rural de Tucumán con oportunidad del ciclo que la entidad organiza junto a la Fundación Federalismo y Libertad.

La exposición de Fraga combinó una reflexión sobre el legado de Julio Argentino Roca -él preside una institución que investiga su historia- con un un análisis del escenario político actual.

“Cristina acumula más poder que Alberto (Fernández). Eso se hace sentir en la dinámica del Gobierno”, apunta el experto en diálogo con LA GACETA. Según su criterio, la vicepresidenta (y ex presidenta) toma las decisiones finales.

-¿Qué esperar del mensaje presidencial ante la Asamblea Legislativa? ¿Qué suelen decir en ellos los presidentes?

-Es un evento muy importante. Primero, porque es un elemento que nos permite comparar las distintas presidencias en la misma circunstancia. No es que el Presidente va a decir la verdad, dice lo que él quiere que la historia le registre. Décadas atrás, los presidentes elaboraban su discurso desde una perspectiva histórica; ahora, la coyuntura los arrastra. El presidente le responde a la realidad del momento.

-Manzur va a dar su discurso el mismo día que Fernández, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?

-El gobernador le habla a quienes lo votaron en su provincia, y a la hora de referirse a lo nacional y la situación en la provincia como todo líder político hace un equilibrio. Él va a adecuar su discurso a estas circunstancias complejas, en las que el Gobierno nacional, por la relación entre la institucionalidad de Alberto y el poder de Cristina, no deja las cosas claras.

Muchos gobernadores apoyaron a Alberto. Manzur lo recibió en un gran acto antes de la elección a presidente y tiene una gran relación con los gobernadores del peronismo. Pero, al mismo tiempo, las provincias tienen problemas internos y dificultades económicas. ¿Cómo ve la relación con los gobernadores?

-Los gobernadores estaban dispuestos a apoyar a Alberto cuando vinieron el 29 de octubre. El problema es que después empezó a generarse la duda de quién era el líder, si Alberto o Cristina. Eso hizo que los gobernadores se replegaran. Para Berni, el ministro de Seguridad de Kicillof, Cristina es su líder política. Los gobernadores en eso están viendo con quién se alinean. En octubre del año pasado, los gobernadores, intendentes del conurbano y la CGT vinieron a Tucumán a sacarse una foto con Alberto. Partieron de la premisa de que en el peronismo el que llega a la Casa de Gobierno alinea al movimiento. Hoy, si Alberto intenta tomarse la misma foto, no los junta de vuelta.

X