El jueves 13 de mayo se emitió un nuevo programa de “Balsa Virtual”, un ciclo del Centro Latinoamericano de Federalismo Libertad. Esta vez, el conductor, Orlando Luis Pardo Lazo – escritor cubano -, conversó con el multipremiado artista Arturo Sandoval, trompetista y pianista nacido en Artemisa, Cuba, que compartió estudios y escenarios con figuras como Dizzie Gillespie, The Bad Plus y Stan Getz, entre otros.

El conductor presentó a Frank Zimmerman, director del Centro Latinoamericano, quien recordó cómo la dictadura castrista impidió escuchar música libremente, así que celebró este espacio de comunicación con un artista de tal envergadura. “Nadie se puede dormir en los laureles”, señaló rápidamente Arturo Sandoval, quien destacó que como músico uno debe concentrarse en el presente, ya que la audiencia no conoce tu pasado, sino que se actualiza permanentemente. En el encierro de la pandemia, Sandoval compuso más de doscientas piezas musicales, ya que consideró que necesitaba seguir produciendo como una fuerza vital para vivir. Pero no solo compuso música, sino que desarrolló poemas y novelas, que para el artista se trata de contar vivencias. 

Sandoval destacó la necesidad de ser humilde y rescatar valores humanos, sin importar donde uno esté, aunque se encuentre grabando con Frank Sinatra o para una película de Clint Eastwood. Recordó sus inicios en Artemisa, con una pequeña banda creada por el municipio del pueblo, hasta sus conciertos en distintas orquestas con solo once años. Uno de los puntos altos de su carrera fue haber conocido a Dizzie Gillespie, el famoso trompetista de jazz, con quien tuvo contacto cuando el artista bajó del barco en el que viajó a Cuba. Su acercamiento informal se convirtió, con el tiempo, en una serie de colaboraciones que culminaron en el llamado “afro cuban jazz”. Gillespie fue clave para que Sandoval firmara contrato con CBS y comenzara su carrera en Estados Unidos.

El artista abandonó la isla debido a los obstáculos que se le presentaron para tocar, pero fue debido a un error del gobierno, ya que le permitieron a su familia ir a visitarlo por una gira en Europa, y así pudo aprovechar para pedir asilo político en Estados Unidos. A partir de ahí, pudo consolidarse en el país del norte, y desarrollar su carrera allí. Por esta razón, en Cuba fue declarado “traidor a la patria”.

“Los cubanos han sido esclavos de una sola información”, afirmó Arturo Sandoval, pero se alegró al ver el crecimiento de internet y el cuestionamiento al régimen a partir de estas nuevas tecnologías.

Con esta nueva emisión de “Balsa Virtual”, se reconoció la inmensa trayectoria de uno de los más grandes artistas que ha dado Cuba.

X