El viernes 18 de junio, se llevó a cabo el lanzamiento del Centro de Investigaciones Tucumán (CIT), nueva área de la Fundación Federalismo y Libertad, con el apoyo de la Fundación Friedrich Naumann, en el Sheraton Tucumán Hotel. Del encuentro, participaron la doctora en Historia, Sabrina Ajmechet, y el reconocido politólogo Marcelo Cavarozzi. El moderador fue Carlos Segura, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella. 

El Centro de Investigaciones Tucumán (CIT) es un espacio abierto, plural, apartidario, cuyo objetivo es promover el desarrollo de investigaciones estratégicas en las áreas de la ciencias políticas y la historia y formar investigadores/as de calidad, especialmente en Tucumán y el NOA, y contribuir al desarrollo económico y social, la construcción de mejores políticas públicas, el fortalecimiento de la democracia liberal y sus instituciones, a la vez que estimular un debate público más rico y plural que promueva la defensa de los derechos humanos, las libertades individuales y la equidad social y de género.

La temática del encuentro fue “Democracias precarias: Argentina en el contexto latinoamericano”

Marcelo Cavarozzi empezó la presentación con la afirmación “Latinoamérica políticamente está mal, y hace 40 años la democracia está en deuda. Esta deuda, se ve reflejada en lo mal que funcionan las elecciones hace años; el síntoma más grave de este fenómeno, no es la desconfianza a los políticos e instituciones, sino un rechazo a estos dos, un alejamiento, una escasa participación”,  y ejemplificó con estadísticas de la última elección chilena, con muy poca participación electoral, donde destacó que el voto allí, es facultativo, a  diferencia de Argentina, donde es tarea obligatoria. 

Agregó también, que el rechazo a la política, está dado por el rechazo poblacional a los partidos políticos, e ilustró esta aseveración con la situación boliviana a comienzos del presente año, donde hubo elecciones subnacionales, en varios departamentos, y el partido Movimiento al Socialismo, que había ganado la elección, gracias a Luis Arce (ex ministro de economía de Evo Morales), perdió en 4 departamentos donde solían tener mucho apoyo.

También ilustró su diagnóstico, con la situación en Perú, donde el resultado es que en la segunda vuelta Keiko Fujimori y Pedro Castillo “parten el país en 2”, indicando esto que se produce por el fenómeno de “votar por estar en contra de”, y que Perú, y otros países también, está transitando un proceso de conflictos político de lo que él llama “minorías intensas”. Con esto se refiere a agrupaciones muy fervorosas y fanáticas, que son más proclives al conflicto que a la convivencia política, lo cual puede producir una alta inestabilidad general del sistema político. En este sentido, Cavarozzi advirtió: “se trata de dos opuestos que conducen a un empate catastrófico”.

“Todos estos fenómenos, permiten visibilizar el rechazo a la política, e indican que no está siendo resuelto, sino que está siendo exacerbado”. Es más, Cavarozzi se atrevió a considerar a la política como algo cada vez más inerme y carente de soluciones. 

Sabrina Ajmechet, al iniciar su ponencia, destacó la creación del CIT, ya que asegura la necesidad de encarar estudios en las Ciencias Políticas e Historia, que no sean estudios militantes o con tintes políticos.

Ajmechet se basó más en Argentina, afirmando que  “Argentina tiene una particularidad, los problemas son los mismos hace décadas, la política no nos trae soluciones. Sin embargo, paradójicamente, lo bueno es que aún hay una confianza en la política, como el único canal para resolver esos problemas.”

A mediados del siglo XIX, Mitre, Sarmiento, y Avellaneda, se preguntaron sobre lo que Argentina era allí en ese entonces e iba a ser a futuro. 100 años después, a mediados del siglo XX, se abandonó al Estado Argentino, afirmó, y “hoy, tenemos una sociedad que depende del Estado Argentino, como nunca más en la historia”

Por último, la historiadora cerró su análisis aseverando “ya no se trata de discutir el tamaño del estado, sino de cómo crear el estado que Argentina necesita, de construir un estado inteligente. La política que actúa atendiendo sólo a las demandas ciudadanas del momento, no sirve. Se necesita pensar en un proyecto de país que realmente sea bueno para la ciudadanía en el mediano y largo plazo”. 

X