*Bernardo Congote

Se habría casado a los 13 años. Su esposo habría dicho que “De la unión de Agripina y yo sólo puede salir un monstruo”. Y en efecto Agripina fue la madre de Nerón.

¿Resultó profeta Cneo Domicio Enobarbo? No. Simplemente conocía a su esposa. De modo que no sería sorprendente que Enobarbo resultara muerto [..] cuando apenas Agripina tenía 25 añitos.

Muy animada, la jovenzuela madre aun casada con Enobarbo habría tenido relaciones con su hermanito, el mismísimo Calígula. Y junto con sus hermanas no habría tenido escrúpulos para prostituirse con miembros de la corte romana.

Fue muy activa en la corte de su hermano cuando emperador. Pero deprimido Calígula por la muerte de su hermana preferida, Drusila, habría perdido sus facultades mentales despojando a Agripina de sus privilegios [¿Las habría perdido o, mejor, recuperado?].

Ella no se quedó quieta. Conspiró fallidamente contra su hermano y éste, insisto, retomando su razón, la envió al exilio. A la muerte de Calígula, Agripina se casó con Cayo Salustio Pasieno Crispo, quien luego murió, sospechosamente envenenado […].

Luego a sus 39 años habiendo casado con su tío, el emperador Claudio, ocurrió que éste también resultara envenenado […]

Agripina se hizo símbolo de muerte premeditada. No en vano su propio hijo, el bondadoso Nerón, habiendo fallado varios intentos para matarla por fin lo logró, materializando la profecía de unos astrólogos caldeos que, cuando Agripina les preguntó si su hijo sería rey, le dijeron: «Será rey, pero matará a su madre».

¡Ah! ¿Pero estamos en la Argentina cierto? ¿Acaso durante los años 2.000 el ejercicio del poder no ha venido acompañado de una sucesión de [sospechosas]  muertes, algunas de ellas calificables de asesinatos premeditados?

¿Podría acaso preguntarse por la muerte de Néstor? ¿Alguien ha resuelto las dudas que se plantearon en 2013?  ¿Alguien protestó porque al cadáver no se le hiciera la correspondiente autopsia?

Tal vez sí. Un abogado y político identificado como Juan Ricardo Mussa, habría acusado “ […] a la presidenta Cristina Fernández y a su hijo Máximo Kirchner, de ‘asesinar’ al exmandatario de ‘un tiro en la nuca’” (https://www.elimparcial.es/noticia/123154/mundo/nestor-kirchner-asesinado.html)(20 mayo 2013).

Es más, en la querella el citado involucró al [hoy enjuiciado] empresario (sic) Lázaro Báez como encubridor del presunto crimen, acusado como estaría  “de lavado de dinero y el pago de comisiones ilegales a Kirchner a cambio de contratos […]” (Ídem.).

Si ello no bastara, durante su gobierno la misma ciudadana habría urdido una compleja trama para mantener en la impunidad una de las matanzas civiles más dolorosas de la historia argentina: el atentado contra la AMIA.  El llamado tratado con Irán la tendría como corresponsable de ese encubrimiento junto con su Canciller Timerman (ya fallecido).

Ese atentado estuvo a punto de ser resuelto mediante pruebas contundentes. Pero el fiscal especial Alberto Nisman, dueño de esas pruebas, apareció “suicidado” en su apartamento en 2015; probable crimen atribuible a los organismos de seguridad al mando de la entonces presidente y que, después de cinco años también se mantiene en la impunidad.

Hace apenas unas horas apareció [sospechosamente] muerto un guarda que fue de la entraña de la que hoy es vicepresidente. Se había arrepentido de sus manejos dolosos para la citada y declaró en su contra en la llamada “causa de los cuadernos” que compromete a la vicepresidente como benefactora y cómplice de millonarias corruptelas.

No en vano, el oposicionista Alberto Cornejo ha manifestado públicamente que con la muerte de Fabián Gutiérrez, “Hemos asistido a un crimen vinculado al poder kirchnerista” (https://www.lanacion.com.ar/politica/alfredo-cornejo-hemos-asistido-crimen-vinculado-al-nid2391475 domingo 5 de julio 2020).

Otros crímenes que también podrían llamarse “de Estado” todavía no están resueltos pero podrían aumentar el lastre de la hoja de vida de la citada ciudadana.

La muerte sistemática como cómplice de cierto ejercicio mafioso de la política, no parecería haber perecido en Roma con Agripina.

______________________________________________________________

*Bernardo Congote Ochoa es Miembro del Consejo Internacional de la FYL.

Julio 2020

X