*Por Bernardo Congote

En buena hora algunos medios están pensando sobre las desigualdades sociales. Pero correrían el riesgo de complicar las cosas utilizando verdaderas mentiras para explicar el problema.

Cito dos publicaciones de la tercera semana de enero 2020. La primera, una crónica de La Nota Económica que le da voz a un documento que la ONG OXFAM habría hecho público en Davos en la reunión de los llamados “20 grandes”[i].

La segunda, una extensa y mejor elaborada crónica de El Tiempo en Colombia[ii]/[iii]. Debido a que La Nota Económica apenas resume los argumentos de OXFAM y que, para bien, El Tiempo los trata extensamente, el blog se concentra en esta última publicación.

Verdadera mentira 1. «En la actualidad, los multimillonarios están pagando tasas de impuestos más bajas que sus secretarias”.

Demostración. Si una secretaria de multimillonario se gana siete salarios mínimos de Colombia, pagaría $25,2 millones de impuestos al año (30%). Al tiempo que su jefe multimillonario que se embolsa al año 100 veces más, a la misma tasa desembolsaría $2.520 millones anuales de impuestos.

Resultado: Este multimillonario abandonaría Colombia emigrando a países con impuestos inferiores, Colombia se quedaría sin esa(s) empresa(s) y las secretarias junto con todos los demás trabajadores, sin trabajo.

Verdadera mentira 2“Los gobiernos están permitiendo que los servicios públicos vitales…. Se desmoronen (porque los)… subcontratan con empresas privadas que excluyen a los más pobres”.

Demostración. En Colombia, desde hace 28 años elegimos políticos que han incentivado la privatización de los servicios públicos y sus coberturas superarían hoy, en promedio, el 90% de la población. En la Argentina, casi al tiempo sus políticos mantuvieron una mezcla de privatización con estatización y sus coberturas apenas llegarían al 65%[iv].

Resultado: En Colombia los pobres están cubiertos totalmente; en Argentina, apenas parcialmente[v]/[vi].

Verdadera mentira 3. “Las políticas gubernamentales crearon esta crisis”.

Demostración. Los gobiernos no son autónomos. Las sociedades son las que definen las reglas de juego de sus gobiernos, sean democráticos o tiránicos. En el primer caso, eligen al Poder Legislativo que diseña las leyes y al Ejecutivo que las aplica y, entre ambos, eligen o administran al Poder Judicial. En el segundo caso, las tiranías eligen que el Ejecutivo concentre todos los poderes. Pero ambos sistemas suelen ser elegidos popularmente[vii]/[viii].

Resultado. La voluntad popular se manifiesta favoreciendo democracias o tiranías que ejecutan las reglas de juego que profundizan la desigualdad[ix]. Podrían elegir de otra manera, claro está.

Verdadera mentira 4. “Los impactos del cambio climático (afectan sobre todo) a los países de los trópicos”.

Demostración. Los incendios forestales masivos o las mega inundaciones están impactando tanto al hemisferio norte (Alta y Baja California, todo Europa, China, Asia) como al hemisferio sur (Australia, Brasil)[x].

Resultado. El cambio climático es altamente democrático: todo el planeta lo padece equitativamente.

Verdadera mentira 5“… las sociedades …. desiguales son menos efectivas para reducir la pobreza…”.

Demostración. Serían las sociedades pobres las menos efectivas para reducir las desigualdades[xi].

Resultado: Crear incentivos a la riqueza en las naciones pobres, tendería a suavizar las pendientes de la desigualdad.

Verdadera mentira 6“…un pequeño aumento del 0,5% en el impuesto sobre la riqueza, podría (recaudar) más de lo que costaría educar a todos los niños que actualmente no asisten a la escuela…”[xii].

Demostración. Ese incremento impositivo caería en manos de los gobiernos que, siguiendo las reglas de juego vigentes antes de subir el impuesto contra los ricos ( ), convertirían esos dineros en recursos financieros extraordinarios para seguir desperdiciándolos aumentando la desigualdad.

Resultado. Los niños que actualmente no asisten a la escuela seguirían sin hacerlo. La lucha contra la riqueza no sería camino para reducir la pobreza. Necesitaríamos más ricos y, por defecto, habría menos pobres[xiii]/[xiv].


Congótica. El impuesto a los ricos constituye la más excelsa expresión del cristianismo depresivo proclive a sancionar al rico Epulón y ponerle atención al que, sin trabajar, se doblega recogiendo migajas.

Congótica 2. A cambio de castigar a los ricos, deberíamos premiar a los pobres cuando elijan gobiernos que, con los mismos impuestos que hoy desperdician dando limosnas, incentiven la creación de mayores y nuevas oportunidades de trabajo.

Congótica 3. La desigualdad no es un invento humano ni, menos, del “sistema capitalista”. La naturaleza opera estructural y funcionalmente bajo patrones de desigualdad[xv]. (La misma OXFAM que denuncia el sexismo patriarcal como pecado del capitalismo, olvida que las desigualdades capitalistas están permitiendo, hoy más que nunca, ventilar y resolver las desemejanzas de género).


El autor es Subdirector del Grupo SERVIPÚBLICOS (Colciencias B),  Investigador Junior (Colciencias), miembro del Consejo Internacional de la Fundación Federalismo y Libertad (Argentina – www.federalismoylibertad.org) y escribe el blog argentino: www.federalismoylibertad.org/agenda/artículos


[i] http://lanotaeconomica.com.co/global/la-desigualdad-en-el-mundo-esta-fuera-de-control-oxfam.html  enero 20 2020. Consulta de enero 23 2020.

[ii] Granja, Simón. (2020). “La extrema desigualdad pone en jaque futuro del mundo”. Diario El Tiempo, enero 26 2020, Pg. 1.17.

[iii] Nota: El Tiempo, es un medio de comunicación que, hasta que nuestros datos lo permiten saber, es propiedad del Grupo Aval, propiedad a su vez de la familia de Luis Carlos Sarmiento Angulo, uno de los ciudadanos más ricos de Colombia.

[iv] El servicio de acueducto y alcantarillado sigue siendo público en varias ciudades, pero, presionados por la competencia privada, operan en general con elevada eficacia.

[v] Congote, Bernardo. (2019). “Servicios públicos vitales…”. Buenos Aires: Ponencia Agosto 7 2019, Fundación Federalismo y Libertad (www.federalismoylibertad.org).

[vi] Téngase en cuenta que los estratos altos en Latinoamérica apenas constituyen, aproximadamente el 10% de la población total.

[vii] Chávez-Maduro tanto como Hitler fueron elegidos por el voto popular democrático.

[viii] Poulantzas, Nicos. (1971). Fascismo y Dictadura. México: Siglo XXI.

[ix] Http://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/Eligiendo-entre-peores

Junio 19 2018.

[x] Probablemente sea cierto lo contrario: que el cambio climático impacte relativamente menos a los países tropicales, precisamente porque su climatología promedio suele no ser extrema.

[xi] Acemouglu y Robinson (2012). Por qué fracasan los países. Bogotá: Planeta.

[xii] El Tiempo escribe “aumentar”. El blog interpreta “recaudar”.

[xiii] http://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/necesitamos-mas-ricos

[xiv] Si el próspero grupo de Sarmiento ,junto con los otros que financian medios de comunicación, no existieran, tampoco existiría El Tiempo y no habríamos podido sostener esta discusión en El Espectador.

[xv] Hawking, S. (2010). El gran diseño. Barcelona: Crítica.(2018). Breves respuestas a las grandes preguntas. Barcelona: Crítica.



Enero 8 2019

Publicado originalmente en El Espectador

X