Liu Xiaobo, el Apóstol de la Libertad

Liu Xiaobo, el Apóstol de la Libertad

Por Carlo Mercurelli,  Director Departamento Jorge Estrella – Fundación Federalismo y Libertad.

El 13 de julio pasado la defunción del intelectual chino, premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, deja un gran sentido de desaliento y una sensación de vacío difícilmente colmable. La comunidad internacional llora la muerte del hombre que ha dedicado gran parte de su vida a la defensa de los derechos humanos y a la causa de un transformación no-violenta y democrática de su País[1].

En este breve recuerdo intentaré presentar la figura del escritor, deteniéndome, en particular, a plantear su activismo político y el significado profundo que su obra deja a las generaciones futuras.

Adolescencia y formación

Liu Xiaobo nace a Changchum, en el noreste de la China, el 28 de diciembre de 1955, pero transcurre su infancia en Mongolia, donde su familia, en línea con las disposiciones de la Revolución Cultural de Mao Zedong (1893-1976), viene obligada a vivir en una comuna[2].  Las etapas de su formación conocen los estudios en la Universidad de Jilin, donde en 1982 -escribe Perry Link, el docente estadunidense que ha traducido sus obras- el joven Liu «obtiene la licenciatura en literatura china», y después, la maestría y el doctorado en la Universidad Normal de Pekín, con una tesis «intitulada “Estética y libertad del hombre”»[3].

Docencia e inicio de la militancia política

Liu Xiaobo emprende una carrera tanto brillante cuanto rápida, que antes lo lleva a Europa (Universidad de Oslo) y después a Estados Unidos (Columbia University)[4].

Justo en EE. UU., afirma el periodista Angelo Aquaro «se decide su vida y su muerte. Es el abril de 1989 cuando abandona New York […] para llegar a ser el protagonista de la primavera china. Tiananmen cambia todo, el profesor participa en las manifestaciones de protesta con sus estudiantes», organiza la huelga de hambre y abre las tratativas con los militares que ya están ocupando la plaza con los tanques[5].  Después de la masacre Liu Xiaobo conoce largos periodos de detención e inclusive tres años de trabajos forzados, aliviados por la presencia de Liu Xia, «la poetisa conocida cuando era todavía un joven docente, que justo en aquella oportunidad afirma que quiere casarse “aquel enemigo del Estado”»[6].

Tiananmen: the day after  

En 1999, escribe Perry Link «salido del campo de reeducación, no reeducado»[7], el intelectual chino retoma su valiente lucha tendiente a sensibilizar las conciencias sobre la necesidad del cambio. Este deseo viene sostenido por la convicción de valerse de las potencialidades de Internet, poniendo la cuestión china en el centro del debate internacional. En una entrevista concedida el 28 de abril de 2009 a la edición online del famoso diario inglés “The Times”, Liu Xiaobo pensaba que a través de la web habría iniciado una revuelta desde abajo en sostén de la causa de la libertad. Según el escritor chino, con la red, habría sido posible estructurar una libre asamblea en el cyber-espacio, salvando de esta forma la Gran Muralla del régimen, mediante el poder de la pública opinión en Internet. Estas las consideraciones del disidente chino sobre el papel de Internet:

«Es un canal que los dictadores chinos no pueden censurar completamente: permite a las personas de comunicar y ofrece una plataforma para la organización espontánea […]. La accesibilidad, la facilidad de uso y la libertad de Internet han empujado la opinión pública a ser muy vivaz en los últimos años. El gobierno puede controlar la prensa y la televisión, pero no puede controlar Internet. Los escándalos censurados por los media tradicionales están difundidos a través de Internet. Y por primera vez el gobierno está obligado a presentar informaciones, los funcionarios a disculparse públicamente […]. Aunque sus connacionales no tengan un pronunciado sentido religioso, los cristianos chinos dicen que Dios no los abandonará cuando sufren. Internet es un don de Dios a China. Es el instrumento mejor para consentir al pueblo chino de eliminar la esclavidud y luchar por la libertad»[8].

Las palabras y las esperanzas de Liu Xiaobo lamentablemente hoy parecen estrellarse contra la siempre más tupida e impenetrable Muralla Web erigida por el govierno Chino[9]; sin embargo el mensaje de libertad del activista oriental por años ha resonado en nuestras computadoras, permitiendo al mundo de abrir los ojos sobre los fenómenos puestos en práctica en la República Popular.

La última lucha del indómito profesor: Carta 08

El 9 de diciembre de 2008 ocurre el momento más alto, y al mismo tiempo más drámatico, de la acción política de Liu Xiaobo. Aquel día el activista chino redacta el manifiesto de Carta 08, plataforma programática que promueve las razones de la instauración de un régimen liberaldemocrático[10]. La propuesta, suscrita por 303 firmantes, obtiene un consenso considerable tanto que, como recuerda Václav Havel (1936-2011)[11], «el número de los nuevos suscritores finalmente supera los 10000»[12]. Los análisis que se encuentran en Carta 08 subrayan la contradicción evidente de los regímenes de matriz colectivistas: presentarse como “gobierno del pueblo”, cuando en realidad son el gobierno del partido único. Frente al concepto teórico de la dictadura del proletariado, que se transforma en la dictadura sobre el proletariado, el documento sostiene un proyecto de radical inversión de tendencia, a través de la convocación de elecciones libres, la promulgación del Estado de derecho, la introdución de la separación de los poderes, la pluralidad de la información y la libertad de expresión. Junto a estos principios, el documento plantea, por un lado, la privaticación del sector estatal, la defensa de la propiedad privada y del libre emprendimiento; por otro lado, el arranque de un sistema federal capaz de establecer una descentralización del poder político y administrativo[13].

Frente al programa revolucionario del manifiesto, escribe Havel, «la respuesta del gobierno chino fue rápida y brutal. Docenas, talvez centinaia, de suscritores fueron sometidos a interrogatorios […]. El insigne escritor y disidente Liu Xiaobo, el redactor de la Carta 08, fue encarcelado, y en el diciembre de 2009 condendado a 11 años de prisión»[14].

El legado de Liu Xiaobo

Los eventos siguientes a la sentencia del año 2009 han sido caracterizados, por el intelectual chino, por una dura y solitaria reclusión que, aliviada por el sostén de la amada Liu Xia, mina profundamente sus condiciones de salud. El acto conclusivo de su sacrificio por la causa de la libertad china es la defunción, en virtud de un cancer al hígado, ocurrido en un hospital de la ciudad de Shenyang, donde había sido transferido[15]. El doloroso epílogo de un hombre solo e inerme en una cama de hospital, circundado por diligentes médicos de régimen, parece constituir, por un lado, la conclusión indigna por un gran hombre, por otro lado, la derrota de los valores por los cuales había prometeicamente luchado. Sin embargo -utilizandos las palabras del recuerdo de Václav Havel- las ideas del profesor Xiaobo así como «no fueron detenidas», cuando el disidente fue encarcelado, de la misma forma, hoy, no obstante su muerte, constituyen una demonstración viva y fecunda de libertad y paz. Según el político praguense, en efecto, con Carta 08 Liu Xiaobo «ha articulado una visión alternativa de la China», «ha animado a los jovenes chinos a llegar a ser políticamente activos» y ha propuesto los cimientos de una «democracia constitucional y pluralista»[16].

Si en los días sucesivos a la defunción del homme de lettres oriental es el desaliento a prevalecer sobre los otros sentimientos, el ejemplo de Liu Xiaobo debe inspirar a las personas, que lo han visto como un modelo, a continuar su lucha, porque, como escribe Arun Manilal Gandhi, nieto del Mahatma, «Cuando me desespero, recuerdo que a través de la historia, los caminos de la verdad y del amor siempre han triunfado. Ha habido tiranos, asesinos, y por un tiempo pueden parecer invencibles, pero al final, siempre caen»[17].

____________

Apéndice

En los días pasados numerosas personalidades del mundo de la cultura, eje de Estado, organismos supranacionales y organizaciones no gubernamentales[18] han solicitado a las autoridades chinas para que por lo menos el último deseo de Liu Xiaobo -o sea la expatriación de la amada Liu Xia- fuese accedido. La Fundación Federalismo y Libertad se une a la apelación esperando que la poetisa sea liberada del arresto domiciliar, abandonado, como ella desea, China.

[1] En el año 2010 Le viene conferido el premio Nobel «for his heroic and nonviolent struggles on behalf of democracy and human rights» (por sus valientes y noviolentas luchas en defensa de la democracia y de los derechos humanos). Cpd. S. Lyall, Winner’s Chair Remains Empty at Nobel Event, in “The New York Times”, 10.12.2010.

[2] P. Link, Introduction, en L. Xiaobo, No enemies, no hatred. Selected essays and poems, Harvard University Press 2012, p. XIV

[3] Ivi, p. XV.  Traducción Carlo Mercurelli.

[4] Ibidem.

[5] A. Aquaro, È morto Liu Xiaobo, premio Nobel per la pace. Il dissidente cinese era da anni in prigione, en “La Repubblica”, 13.07.2017 http://www.repubblica.it/esteri/2017/07/13/news/liu_xiaobo-170605150/ La traducción en el texto es mía.

[6] Ibidem.   Traducción Carlo Mercurelli.

[7] P. Link, Introduction cit., p. XVIII.  Traducción Carlo Mercurelli.

[8] L. Xiaobo, The internet is God’s present to China, en “The Times”, 28.04.2009 https://www.thetimes.co.uk/article/the-internet-is-gods-present-to-china-dtlnjwgxd2k. La traducción en el texto es mía. La misma entervista se encuentra en  https://pen.org/press-clip/the-internet-is-gods-present-to-china/.

[9] Angelo Aquaro, corresponsal del diario “La Repubblica” en China, subraya, en efecto, que Pekí ha promulgado leyes «duras y restricitivas, los sitios manejados por los ciudadanos desaparecen, la Gran Muralla Web es más alta que nunca e inclusive los paladines mundiales de la tecnología […], los magos de Apple, que en las publicidades se presentaban como los guardianes del mundo libre tecnológico contra el poder de los distintos Grandes Hermanos, hoy agachan la cabeza. Justo ayer, por ejemplo, Apple ha iniciado a construir el megaserver […] que, como disponen las nuevas leyes, guardará los datos de los usuarios chino en China y no en […] Cupertino, poniendo barreras inclusive a la nube de iCloud». Cpd. A. Aquaro, Liu Xiaobo, anche sulla morte del dissidente l’ombra della censura. Disperse in mare le sue ceneri, en “La Repubblica”, 14.07.2017.  Traducción Carlo Mercurelli.

[10] En Carta 08, después de un amplio análisis histórico, se plantean los principios fundamentales: la libertad, los derechos del hombre, la igualdad, el republicanismo y la democracia. El documento preconiza la introdución de una nueva Constitución, la separación de los poderes, una democracia parlamentaria, una magistratura independiente, el control público de los funcionarios, la garantía de los derechos humanos, la elecciónes de las autoridades, la igualdad entre ciudad y campo, la libertad de asociación, reunión, expresión y religión. Entre las otras peticiones el programa invoca la educación cívica, la protección de la propiedad personal, una reforma financiera y fiscal, la seguridad social, la protección del medioambiente y una república federal. Cpd. http://www.hrichina.org/en/content/238

[11] El intelectual bohemio ha sido el último presidente de Cecoslovaquia y el primer presidente de la República Checa. Un sutil hilo roco une espiritualmente y culturalmente Liu Xiaobo al dramaturgo y político checo. Havel, en efecto, por un lado, ha sido el principal redactor de Carta 77 (documento que propugnaba la superación del régimen comunista y el inicio de un nuevo curso liberaldemocrático), fuente inspiradora de los disidentes chinos, por otro lado, se ha prodigado por la candidatura del activista chino al premio Nobel. Cpd. L. Grotti, Cina. È morto Liu Xiaobo, ma la sua testimonianza vive: «Io non ho nemici», en “Tempi”, 13.07.2017 http://www.tempi.it/cina-liu-xiaobo-e-la-sua-testimonianza-luminosa-che-non-morira-io-non-ho-nemici#.WWounoThCM8

[12] V. Havel, Foreword, en L. Xiaobo, No enemies, no hatred. Selected essays and poems cit., p. IX.  Traducción Carlo Mercurelli.

[13] Cpd. http://www.hrichina.org/en/content/238

[14] V. Havel, Foreword cit. p. X.  Traducción Carlo Mercurelli.

[15] C. Buckley, Liu Xiaobo’s Dying Words for His Wife, en “New York Times”, 14.07.2017 https://www.nytimes.com/2017/07/14/world/asia/china-liu-xiaobo-nobel.html?mcubz=2

[16] V. Havel, Foreword cit. p. X.  Traducción Carlo Mercurelli.

[17] A. M. Gandhi. È possibile una risposta nonviolenta al terrorismo internazionale, en “Azione Nonviolenta”, ottobre 2001.  Traducción Carlo Mercurelli.

[18] Entre las apelaciones podemos recordar lo del Secretario de Estado de EE. UU. Rex Tilleron, de la canciller Angela Merkel, del activista disidente chino, residente en Taiwan, Wu’er Kaixi, del OHCHR, dE Amnesty International y del la Unión Europea.

____________

Carlo Mercurrelli,  Director Departamento Jorge Estrella Fundación Federalismo y Libertad

Cel. 54- 266- 4551064 / tel. 0381- 4302186

Twitter @fedyliber – Facebook/ federalismoylibertad

www.federalismoylibertad.org / cmercurelli@federalismoylibertad.org

 

X