El jueves 28 de enero, el Centro Latinoamericano de Federalismo y Libertad organizó el conversatorio “Derechos Humanos en Cuba: El Movimiento San Isidro”, con la participación de Camila Acosta (periodista independiente), Yaima Pardo (ADN Cuba), Iliana Hernández (Cibercuba), Jorge Luis Arias (activista) y Anamely Ramos (activista), miembros del Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de protesta contra la dictadura cubana. La jornada fue conducida por el escritor Orlando Luis Pardo Lazo.

La apertura estuvo a cargo de Frank Zimmerman, director del Centro Latinoamericano de Federalismo y Libertad. Camila Acosta, quien el día anterior había sido detenida y reprimida, narró su experiencia de reportera en el fatídico 27 de noviembre, fecha en la que un grupo de activistas se presentó frente al Ministerio de Cultura para reclamar libertad de expresión. Iliana Hernández, por su parte, se presentó como una de las acuarteladas del Movimiento San Isidro. Con esas mismas cualidades se identificó Anamely Ramos desde México. Yaima Pardo, desde Miami, acompaña la protesta del MSI.

Camila Acosta comentó que el detonante de esta situación fue la detención del rapero Denis Solís y las manifestaciones del 27 de noviembre El diálogo con el gobierno se rompió rápidamente y los manifestantes terminaron siendo perseguidos en un homenaje que iban a realizar por el natalicio de José Martí, el 28 de enero. La represión fue extremadamente violenta, con presiones psicológicas, amenazas y golpizas. En ese sentido, Iliana Hernández comentó cómo fue su huelga de hambre y el apoyo espontáneo que tuvo de algunos ciudadanos. El activista Jorge Luis Arias detalló cómo lo secuestraron, interrogaron, tomaron sus huellas y le hicieron una carta de advertencia para que no vuelva a reunirse con el MSI.

Anamely Ramos puntualizó sobre el filtro ideológico que poseen las instituciones cubanas, y enfatizó la asimetría de poder que tiene un grupo de activistas comparado con el Estado, e incluso, los artistas cubanos que apoyan al régimen. El aparato estatal usa cualquier tipo de justificación para afirmar que están sufriendo provocaciones

Yaima Pardo comentó que el Estado no puede reprimir a personas que están haciendo su trabajo, refiriéndose a los reporteros, como ella, que cubrían la manifestación. “La mitad de los cubanos estamos regados por el mundo buscando oxígeno porque no se puede vivir en Cuba”. Respecto a los acuartelados del Movimiento San Isidro, señaló: “era desesperante ver que el gobierno no quería hacer nada”.

El periodista Nelson Julio Álvarez narró su violenta detención por ejercer su trabajo. Remarcó las constantes violaciones a los Derechos Humanos del régimen, su secuestro y cómo desde hace meses esta es víctima de chantajes, bloqueándole la comunicación de su teléfono celular.

Para finalizar la jornada, Orlando Luis Pardo Lazo les pidió un mensaje final a Anamely Ramos e Iliana Hernández, quienes coincidieron en señalar la unidad de los cubanos para hacerle frente al régimen dictatorial de la isla. El conductor agregó que este es un momento clave para recuperar la democracia, pero hay que reconocer cuán peligrosa puede tornarse la situación.

Desde el Centro Latinoamericano de Federalismo y Libertad consideramos fundamental difundir el mensaje del Movimiento San Isidro, uno de los pilares para la reconstrucción democrática en Cuba.


REVIVÍ EL ENCUENTRO AQUÍ

 

X