El jueves 17 de diciembre, el Centro Latinoamericano de Federalismo y Libertad organizó el evento “Repúblicas en crisis: México, Chile y la Argentina, en perspectiva comparada”,  donde senadores de estos países reflexionaron sobre las crisis institucionales que han sufrido los distintos Estados durante los últimos años.

La conducción del evento estuvo a cargo del reconocido periodista argentino radicado en México, Gabriel Bauducco, quien presentó a José Guillermo Godoy (presidente de Federalismo y Libertad) y Frank Zimmerman (presidente del Centro Latinoamericano de la fundación) para darle comienzo a la jornada.

Considerando que al comienzo del evento se encontraban Manuel José Ossandón y Laura Rodríguez Machado, que pertenecen a fuerzas políticas generalmente reconocidas como de “centro-derecha”, el conductor les preguntó si efectivamente se consideraban de esa manera. Rodríguez Machado destacó que esas categorías no le parecían útiles, ya que la principal tarea era combatir al populismo en la religión. Ossandón afirmó que sí se identifica con esos adjetivos, pero enfatizó el desarrollo personal  en la política y, al existir razón y emoción, no le extrañaba que surgieran populismos. 

 “¿Por qué se pasó de partido político?”, le preguntó Gabriel Bauducco a Lilly Téllez, y la senadora replicó que sus compañeros de bancada no estaban cumpliendo con sus promesas de campaña.. Téllez relató que se unió al PAN, porque en México sin el espaldarazo de una organización política la voz de un senador no es escuchada. “En México juegan los partidos políticos y los ciudadanos no jugamos”, resaltó al inicio de su intervención en el conversatorio

 Rodríguez Machado hizo una autocrítica y reconoció cierta ingenuidad, en determinados momentos, ya que remarcó que desde su espacio no buscaron alianzas para buscar votos. Lilly Téllez destacó que nunca buscaron su apoyo para causas espurias, y afirmó que el problema de la política está, precisamente, en el narcisismo de los políticos que no saben trabajar en sus funciones. En esa línea respondió Ossandón, quien definió que por su firmeza no lo llaman para negociar con cuestiones que él no estaría de acuerdo. Para el senador chileno, las recientes e intensas protestas que se vivieron en su país se produjeron como consecuencia de la falta de determinación de los gobernantes de tomar las decisiones políticas, económicas y sociales en el momento adecuado. 

Respecto a cómo se debate el aborto en la región, Lilly Téllez remarcó, principalmente, estar en contra de la aprobación de esta práctica. También reprobó ciertos atropellos a la institucionalidad durante el debate en México, así como el hecho de que esto no se haya planteado en la campaña electoral, algo que, de discutirse, debería haberse manifestado con anterioridad, según la senadora. “El aborto no es un tema de ideologías, tiene que ver con tus dilemas éticos, morales y religiosos. No es una ideología política”, enfatizó Laura Rodríguez Machado, quien a pesar de posicionarse en contra, defendió la vigencia institucional para el debate, remarcando que cada país lo hace de una manera particular, considerando su historia y cultura. Ossandón calificó como inconcebible al aborto, y remarcó que en Chile desde hace tiempo hay campañas por esta práctica, pero él nunca abogó por la misma. 

Finalmente, Gabriel Bauducco les preguntó a los disertantes cómo ser más eficientes, si era una tarea institucional o ética. “Necesitamos más gente honesta. Gente que sepa ganarse la vida fuera de la política”, enfatizó Téllez, acusando que los políticos tradicionales son excesivamente narcisistas. En ese sentido, Manuel José Ossandón destacó que es necesario reivindicar a la política, viendo al político como un servidor público; conversando con la senadora Téllez, coincidieron en que uno de los males de América Latina es la corrupción. Laura Rodríguez Machado señaló como necesaria la participación de personas que no pertenecen, profesionalmente, al mundo político.

En este evento del Centro Latinoamericano de la Fundación Federalismo y Libertad se buscó abrir el debate sobre el republicanismo en América Latina, invitando a la audiencia, que participó con algunas preguntas, pero fundamentalmente remarcando la necesidad de discutir estos temas dada su importancia pública.


Reviví la charla aquí

 

X