Por Bernardo Congote, Miembro del Consejo Internacional de la FYL
*Tomado y ajustado de su original: https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/bergoglio-mata-escaso-pelo

El cristo no se fue por los laditos. Se hizo crucificar acompañado de dos ladrones. En la cruz la ladronería habría adquirido categoría celestial. Ello explicaría por qué la vida de los honrados hubiera sido tan difícil.

Y explicaría también la clave de lo sacerdotal. Alguien sospechó un día que los seminarios estaban hechos para entrenar a sumisos que explicaran lo inexplicable y justificaran lo injustificable.

A ello se sumó Nietzsche advirtiendo que las filosofías indemostrables suelen acompañarse de una atractiva estética (tan seductora como la serpiente paradisíaca).[i]

Una estética Wagneriana y Bachiana, por ejemplo. Miguelangélica, Velazquiana. Humeante de inciensos. Abundante de mirras. Orquestada por magos disfrazados de blanco. Y, ojo, abundante en oros y vinos.

Sería ante el estruendo, el humo, los olores, los sabores y los miedos que millones se hayan arrodillado por siglos; unos que, desesperando de la honradez, habrían sido inducidos hacia la ladronería.[ii]

No sería gratuito, por tanto, que pasen los años y los “Bergoglio” que en el mundo siguen engañando, arrastren multitudes.

Acaba de ocurrir en Irak. País devastado por la ladronería republicana gringa que le destruyó porque escondía armas destructoras ¡que nadie encontró!, habría incurrido en el pecadillo de perseguir a las ovejas de Roma.

Y el santo Bergoglio – uno cuya santidad nadie ha probado – hace misas y dicta demoníacas contra los que persiguen a su rebaño.

Ignorando voluntariamente que su propia iglesia ha sido instigadora de violencias -matanzas contra protestantes-, de extremismos -excomunión a los comunistas-, de facciones -lefevrianas, marianas, opusdeianas – y de intolerancia – contra los “ateos” -, se derrama en prosa vomitando sin vergüenza:

“Basta de violencia, de extremismos, de facciones, de intolerancia”.[iii]

Por supuesto que el habilidosísimo mercader simoníaco no se refiere a la violencia, al extremismo, a las facciones y a la intolerancia de su propia secta. Eso es impropio de la ladronería.

Se trata de señalar con el dedo, el elemento corporal más desarrollado entre quienes ejercen el curato.

Haciendo como el ladrón que, con el botín en la bolsa, gritan señalando para otro lado: “¡Atrapen al ladrón!” al tiempo que agazapados -como es su estilo- se escapan de la escena del crimen.

Si ello no bastara, Bergoglio extendió sus ladronerías afirmando que “… la religión por su naturaleza (ojo), debe estar al servicio de la paz y la fraternidad y que el nombre de Dios no puede ser usado para justificar actos de homicidio, exilio, terrorismo y opresión”.

Los que tenemos alguna esperanza en la transparencia lo teníamos más o menos claro. Pero no la ladronería. Todo porque la historia humana ha estado plagada de actos homicidas, terroristas y opresores en el nombre de un dios que ¡ojo! es administrado por los sacerdotes.

Piensa el de a pié que si son los sacerdotes los que se han hecho administradores del nombre de dios, sean ellos mismos los que le han utilizado no solo para justificar -como lo dice Bergoglio- sino para ejecutar homicidios, pedofilias, terrorismos y opresiones.

Para la muestra nuestro botón. La sospechosamente denominada Comisión de la Verdad colombiana, no casualmente presidida por un sacerdote jesuita -la misma carpa que arropa a Bergoglio-, se ha rehusado a llamar a que la Iglesia Católica criolla exponga sus verdades de la guerra:

“… relacionadas con al menos, ciento catorce (114) pruebas documentadas expuestas por el suscrito actor de este petitorio, relacionadas con el probable papel de la Iglesia Católica en la violencia política en Colombia específicamente durante el bajo siglo XX…”[iv]

Ni menos le ha servido de algo que, motivada por el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales y legales, facilite el camino para que, invitada a verdades,

“… la Iglesia Católica … defina las circunstancias de tiempo, modo y lugar mediante las cuales reparará a las víctimas de sus daños, les pediría perdón público y les garantizará la no repetición de estos actos…”[v]/[vi]

No hay muchos presos en las cárceles aceptando su responsabilidad por los delitos de los que no solo han sido acusados sino por los que están encarceladas. El último ladrón criollo acaba de afirmar que “Dios es el que lo tiene libre a pesar de haber robado y matado” varias veces.[vii]

Y el penúltimo, el de más alta responsabilidad, acaba de agradecerle a Dios porque una Fiscalía diseñada al tamaño de su mano delincuencial, ha solicitado que su proceso delictivo, construido durante varios años por diversos magistrados probos, sea reducido a polvo del camino.[viii]

No sólo ocurrió que el cristo se hubiera crucificado acompañado de dos ladrones. Sino que sus miles de seguidores, distribuidos por el planeta, han convertido en virtud la ladronería y pretenden mostrar la honradez como un “falso positivo”.


[i] Nietzsche, F. (1974). El libro del filósofo. Madrid: Taurus. Aforismo 61 (Nota entre paréntesis del blog).

[ii] Podríamos estar entendiendo la etiología de la eufemísticamente llamada posverdad. Pudo haber tenido por madre a este tipo de ladronería.

[iii] “’Que callen las armas’, la petición del papa en su primer día de visita en (sic) Irak”. Diario El Tiempo, marzo 6 2021, Pg. 1.12

[iv] Solicitud respetuosa número 2 del Derecho de Petición radicado el pasado 25 de enero 2021 “…  solicitando respetuosamente que la Comisión de la Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (CV) llame a declarar a la Iglesia Católica en cabeza de su Conferencia (Consejo) Episcopal Colombiana(o) (CEC) o de quien corresponda, como presunta cogestora, instigadora, cómplice, agente negociadora y/o beneficiaria de la violencia política en Colombiana [email protected]

[v] Ídem.

[vi] Dos respuestas emitidas por la Dirección de Conocimiento (¿?*) de la Comisión de la Verdad durante febrero 2021.

[vii] Agresor de género que fungía como famoso cantante y locutor de radio en Barranquilla (¡oh casualidad!) (www.noticiasuno.com) edición de marzo 07 2021.

[viii] “Gracias a Dios por este paso positivo”. https://www.elespectador.com/noticias/politica/las-veces-que-uribe-uso-twitter-para-hablar-de-su-proceso/  marzo 05 2021.

 

X